jueves, noviembre 30, 2006

Amália en Italiano

No es recomendable para la salud, desde mi punto de vista, escuchar fado todos los días. Puede incitar al suicidio, por lo que debe ser administrado en pequeñas dosis. Las fadistas cantan con un sentimiento y un desgarro increíbles, incluso cuando entonan algo más alegre como una tarantella italiana. En la imagen, aparece la "reina del fado", Amália Rodrigues, cantando una tarantella.

Pulgas ... otra vez

Ayer vi cómo dos ganaderos competían por ver quién traía más pulgas a cuestas en los pantalones. Y lo hacían a pocos metros de mi despacho, normal que yo lleve como 2 semanas intentando quitármelas de encima. Tengo picaduras hasta en el cielo de la boca. Ya no sé qué hacer: me rocío con "flis" antes de entrar y al salir, tengo repelente de insectos, lavo mi ropa con sumo cuidado, etc. Pero ahí siguen, no dan tregua. La madre que las parió, a ver si les llega ya una mala muerte.

Espero superar esta pequeña epidemia en los próximos días ...

viernes, noviembre 24, 2006

Urban Sprinting

A partir de http://www.yonkis.com he visto este vídeo de un programa que explica un nuevo deporte que me ha encantado. El "urban sprinting". No deja de tener sus riesgos ...

martes, noviembre 21, 2006

Se me está agriando el carácter

Y más vueltas con el famoso proyecto que empezará a rodar en solitario el 1 de Enero. Está prácticamente listo, no tengo apenas dudas de que no habrá retrasos y llegaré a tiempo a la fecha prevista, pero de vez en cuando me encuentro con inconvenientes que llegan a enfadarme de veras, y llego a echar de menos la autoridad de mi antiguo jefe para poner un poco de orden. Estamos introduciendo manualmente datos que ha sido imposible traspasar de la antigua aplicación, cosas que en mi opinión deberían estar en algún sitio pero que sabe Dios por qué no están, y que ahora hay que actualizar a la antigua usanza: pillar a la más rápida tecleadora de la oficina (Juani, en este caso) y ponerla delante del ordenador con una bolsa de gominolas a que pase datos como una loca. Me quedo mi mal carácter y mis ácidos para mi, y echo mano de la buena voluntad de la gente para que esto tire para adelante, pero no puedo evitar cabrearme, aunque sea internamente. Vitaminas para mi úlcera ...

jueves, noviembre 16, 2006

2 Meses después

La costumbre era sacar 5 ó 10 minutos para escribir mis entradas en el blog durante mi horario de trabajo. Bueno, ya sé que no es algo muy ortodoxo, pero la cosa queda en tablas con el patrón ya que mi media hora de café se reduce a 0 minutos (por decisión propia, siempre me zampo el bocadillo delante del ordenador, programando al mismo tiempo).

En los últimos 2 meses, no he tenido ni 10, ni 5, ni 1 minuto libre; de ahí la falta de actualizaciones. La mega-aplicación de gestión que estamos implantando se lleva todo mi tiempo (y, a veces, mis nervios); ahora está en fase de pruebas, desde octubre, y ya sabéis cómo es esto: la gente encargada de grabar los datos de prueba tiene, además, que realizar su trabajo diario, por lo que resulta muy muy duro compaginar ambas necesidades. Para mí es vital, importantísimo e ineludible que la aplicación tenga un periodo de rodaje en paralelo con un volumen considerable de datos, para reducir al mínimo los errores que (seguramente) se producirán en el futuro. Hay momentos en los que la responsabilidad me supera y me entra un poco de pánico, pero bueno, trato de que no se me note demasiado. Ahora que parece que las cosas comienzan a encauzarse, nuevamente vuelvo a disponer de esos 10 ó 5 minutos diarios para actualizar mi blog. Y aquí estoy, pues.

De aquí a Diciembre queda mucho trabajo por hacer, pero creo que no habrá problema para tenerlo listo según lo previsto. Vuelve la tranquilidad a mi mundo ... espero. ;-)