viernes, julio 13, 2007

Viernes, 13 de Julio

Escuchando "Ha festa na mouraria", de Dulce Pontes. Y pensando, no puedo evitarlo, cada vez más, en las próximas vacaciones a Marruecos y a la playa del sur. Ahora mismo, dejo de escribir para pensar qué poner y me doy cuenta de lo hermosa que es esta mujer (Dulce) cuando canta. Porque cuando habla de cosas de la vida no da asco (por empalagosa) como otros. Ésta es auténtica (como otros ...pocos). A lo que iba: aunque no estoy tan cansado como lo estaba el año pasado, sí que me apetece cambiar de aires. Tengo muchas ganas de patear el Atlas marroquí, de las rutas que tenemos planeadas es la que más me atrae; pero seguro que habrá huecos (espero que muchos) para la sorpresa.

Estos días estoy solo en casa, en una casa que no es mía, y eso da mucho tiempo para pensar. Para pensar, por ejemplo, que una casa vacía (de gente) no es lo mismo, por mucho que a uno le guste la soledad. Es importante que la gente la eliga uno, por supuesto. Las noches están bien, pongo en la tele lo que me gusta y no tengo que preocuparme de la ropa que llevo (o de si llevo ropa), simplemente me ocupo de "estar a gusto". El Lunes volverá a llenarse la casa y tendré que acostumbarme de nuevo a la vida en comunidad (familia). Cada vez soy más raro.

... 5 días (Lunes-Viernes), fin de semana y, el lunes 23, a montar en uno de esos "bichos que vuelan" camino de Marrakech. Me atiborraré de valeriana y que sea lo que Alá quiera.

2 comentarios:

cons dijo...

nene, que hay muchas veces que aunque parezca que no, tenemos que desconectar de todo...

y encima te vas a Marruecos!!
sepas que envidia sana tengo :D

un besazo nene y relajate, que para eso, dicen, están las vacaciones ;)

Chisco dijo...

Pues sí, eso intentaré. Ya queda menos ... ;-)