martes, agosto 07, 2007

Esperanza en una crisis

A vueltas con el tema inmobiliario, que es mucho más amplio que lo estrictamente inmobiliario, leo un nuevo término: esperanza en una crisis. Se refiere a lo que muchos jóvenes (25-35 años) llegan a sentir/desear tras largos años de peregrinaje por los campos de la explotación laboral en españa (sueldos precarios, horarios precarios, etc.): esperanza en que la crisis que ha de llegar, llegue cuanto antes, y ponga a cada cual en su sitio, basándose en que ellos ya están en crisis (lo han estado muchos años) y que, ahora, la crisis le toca a otros.

Leído en: Burbuja Inmobiliaria

2 comentarios:

cons dijo...

toda la razón... que parece que siempre les toquen/nos toquen (a los jovenes) todos los baches...

ya es momento de cambiar un poco si...

Mario dijo...

Mucho me temo, Chisco, que una crisis de este tipo tampoco beneficiará a esos jóvenes. Que el mercado inmobiliario se desplome, que cierren empresas, que aumente el paro, especialmente entre el colectivo inmigrante, que los bancos se encuentren con el papelón de un montón de procedimientos concursales, del aumento de la morosidad, que bajen los precios de la vivienda (algo, pero nunca 'lo suficiente') y las familias se "empobrezcan" (esto es tan discutible como que antes se hubieran enriquecido), etc... No sé de qué manera va a beneficiar a un joven mileurista sobradamente preparado. En serio.

Con todo, no me gustan los alarmismos. Ni antes estábamos tan bien ni ahora estamos tan mal. Creo que estamos ante otro ejemplo de lo que Naomi Klein llama la "doctrina del shock".