miércoles, junio 17, 2009

Crónicas del Instituto

Cuando los chavales dejan el instituto, una de las tareas de los administradores informáticos de los centros es quedar las aulas listas para el comienzo del nuevo curso. Y el quedarlas listas se reduce, básicamente, a reponer todo el material que estos "benditos" han destrozado a lo largo del curso. A modo de resumen:

- Teclados querty de toda la vida convertidos en teclados aeiou (las teclas cambiadas de sitio), con teclas de menos, o los cables cortados.

- Ratones con cables cortados, botones destrozados, carcasas quemadas, zona del haz de luz (son ópticos) tapadas con tippex, etc.

- Monitores con los botones quemados, tapas serradas con sabe dios qué, cables cortados, etc.

- Las torres de los pc's están encerradas bajo llave en una cajita de madera bajo el pupitre de los alumnos, pero aún así en cada clase hay un par de cajas abiertas o forzadas de media, y lo que uno se encuentra allí dentro es de juzgado de guardia: papeles dentro del pc (dentro es dentro, le quitan el plastiquito a una bahía de un cdrom y meten todo tipo de cosas), carcasas destrozadas, etc.

Que conste que la queja no es por el trabajo de reponer estas piezas (que no se tarda nada, pero nada nada en poner un ratón nuevo), sino por el malgasto de material y fondos públicos en dar medios y herramientas educativas a unos niños que parecen no valorarlas.

4 comentarios:

KD dijo...

Dios le da pan a quien no tiene dientes... o en este caso: la Junta da ordenadores a quien no tiene civismo alguno...

Este es un tema muy recurrente en nuestras conversaciones (quizás es que ya somos mayores). No digo que todos los adolescentes sean primates descerebrados e incivilizados (bueno, descerebrados no, porque los métodos para joder el material a veces son altamente originales). Pero cuando el vandalismo es tan sistematizado (dentro y fuera de las aulas) es que algo está fallando...

Podías probar una cosa para el próximo curso: conecta la carcasa de los PCs a un enchufe; el método de Pavlov funciona bastante bien con los animales...

José Manuel dijo...

El problema es de educación. Yo recuerdo mi instituto. La máxima era que más que conocimientos, lo que les importaba es que adquiriéramos una educación. Cuando hice el CAP me comentaba mi tutor que cada vez tenían menos autoridad, que la cultura del esfuerzo era menor, que les pedían que exigieran menos, y que así la gente aún se esforzaba menos... Tenemos una fantástica generación de obreros en ciernes... Lástima que las cosas se fabriquen en China.

¿Lo de destrozar? Pues mira, estás en zona de nadie... Si rompen un encerado o la mesa del profesor, seguro que el director indaga quién ha sido, pero los equipos informáticos esos que los profesores no emplean para las clases (ojalá me confunda con esto y los estén usando un montón) pues seguramente le importen menos.
Pon teclados de estos:
http://www.elwebmaster.com/wp-content/uploads/2008/03/flexible-kb2.jpg
Aunque seguro que los parten en dos.

Chisco dijo...

El problema es que, en gran parte, los profes están desautorizados por los propios padres: ¿cómo va un profe a llamar la atención a un niño cuando al padre se la trae al pairo?

tomassanchez.sanchez dijo...

Cuando el diagnostico del problema es equivocado, lo normal es que la solución sea errónea. Es más, lo que es de pura chiripa es que se de una solución correcta.
El problema no está precisamente en darles más medios a los "coles" o a los "instis" para que la calidad de la educación sea mayor... 8-) pero claro... esto es casi como predicar en desierto; y más cuando son "nuestros" políticos los que se enriquecen con según que prácticas...