lunes, junio 19, 2006

e-Findex: Jornadas de la Blogosfera


Cáceres, 16, 17 y 18 de Junio.

Me enteré de casualidad, por un amigo no-informático (¡desde luego que esto de la blogosfera no es patrimonio exclusivo de los informáticos!), de la celebración de estas jornadas en mi ciudad. Acudí con muchísima curiosidad, me interesaba saber qué opinaban los ponentes sobre este nuevo fenómeno. Muchos de ellos eran "legos" en la materia, y, otros muchos, recién llegados a la blogosfera; pero sus opiniones resultaron ser muy interesantes.



El debate se centró en en blog como herramienta política, como medio de opinión de un particular o de un grupo. Todos somos animales políticos, incluso quienes dicen rehuir de la política, y aunque el 90% de los blogs sean de tipo personal (como éste), siempre encontraremos uno, dos o más posts en los que el autor expresa cuál es su opinión sobre la cosa política. Opinión que puede ser extendida, comentada, criticada, etc. por cualquiera de los lectores de un blog (condición indispensable y principal característica que hace que un blog sea un blog).

Me llamó la atención que prácticamente todos los ponentes rechazaran la opción del anonimato. Yo creo que es perfectamente respetable que uno no quiera que lo reconozcan en el mundo virtual, tiene todo el derecho del mundo. Podríamos discutir si sería conveniente o no que de forma privada (perfil privado) se conocieran todos los datos del autor, pero en la parte pública (visible para el resto de usuarios) creo que tenemos derecho a no ser reconocidos. Yo, por ejemplo, solamente he puesto mi fotografía. En realidad no me importaría poner mi nombre, y si no lo hago es más por pudor que por cobardía.

Para finalizar, puestos a criticar algo de las jornadas, me dio la sensación de que estaban un poco "sesgadas hacia la izquierda". Reconozco que me resultó "agradable" al oído escuchar alguno de los comentarios que se hicieron durante los debates, pues un servidor se siente bastante identificado con lo que llamamos "izquierda", pero no creo que la endogamia contribuya a conseguir lo que creo debe ser uno de los objetivos de este tipo de eventos y de la blogocosa política: la promoción de un debate sosegado, respetuoso e inteligente sobre los asuntos políticos de nuestro país y nuestro mundo, desde diferentes prismas.

Una última reflexión, queja en realidad: otra vez, a pesar de la altura y el interés de los ponentes y de lo novedoso de las jornadas, nada o casi nada se dijo en la prensa. Ni en la regional (¡Qué verguenza!) ni, por supuesto, en la nacional. Imagino que si en lugar de en Cáceres hubieran sido en Madrid, y si en lugar de Ibarra las hubiera inaugurado Gallardón, otro gallo cantaría ... Propongo que las próximas (supongo que habrá unas "próximas") se organicen en Puerto Hurraco, a ver si así hay más suerte...

1 comentario:

KD dijo...

Y digo yo, ya que tu te enteraste podrías haber avisado ¿no?... Endeluego...