jueves, abril 27, 2006

Las reuniones de trabajo

Llevo toda la semana rezando porque pueda tener el "puente" libre. Mi jefe está en pleno proceso creativo, no deja de vomitar ideas y no controla el tiempo. Mi horario es, técnicamente, de 8 a 15, aunque como suele decirse, alguna vez hay que "pringar" por la tarde. Afortunadamente, éstas son las menos y el horario suele respetarse al 95%. Pero estas últimas semanas están siendo un poco duras, y a mi jefe sólo se le ocurre convocar reuniones por la tarde para perfilar un proyecto que tenemos entre manos. A la de ayer, no pude ir; pero para la de hoy no tengo excusa. Es a las 20.30 y sabe dios cuándo terminará. Por lo menos, a las 23. Estoy seguro de que mi jefe no sabe que pasado mañana es sábado, y menos aún que el lunes es festivo. En fin, también hoy rezaré para que se me respeten estos tres días libres que se avecinan.

Si todo sale bien, mañana saldré para Valencia. Hace un mes, le prometí a mi madre que la llevaría a ver a su familia. La verdad es que no será la típica visita familiar, en este caso estoy deseando verlos (es broma :-) ). Si el tiempo sigue así, incluso me daré algún chapuzón en las aguas del mediterráneo. La verdad es que estoy deseando relajarme un poco.

2 comentarios:

consu dijo...

pondio, nene, que stres... regalale a tu jefe un peazo calendario, y que ponga en mayusculas/negrita/letra grande y gorda, el dia de la semana... que amos...

y si te vas por Valencia, dale un besazo a to los valencianos, y remojate que es mu sano...

^^

Jean Bedel dijo...

Como te entiendo macho, como te entiendo.