miércoles, marzo 21, 2007

Deslocalización

Habitualmente, uno tiene la (equivocada) idea de que la deslocalización es cosa de multinacionales extranjeras (como el caso de Delphi), pero nuestra querida Telefónica también se está apuntando al carro.

El argumento ofrecido por estas multinacionales es facilón: ayudarán a incrementar el nivel de desarrollo de los países en los que implantarán sus nuevos "satélites". Cierto es, pero también ayudan a incrementar el nivel de pobreza de las zonas "abandonadas" en el traslado. Esta estrategia, típica del libre mercado orientado a costes, es muy beneficiosa para las empresas cuyo modelo de negocio se basa, fundamentalmente, en la reducción de costes fijos (cuando hablamos de coste fijo habitualmente nos referimos a los salarios de los trabajadores), pero confío en que caiga en desuso más temprano que tarde (... se abrirán las grandes alamedas). El siglo XXI ha de ser el siglo del valor, del conocimiento; estrategias orientadas a coste quedarán obsoletas.

Teorías aparte, lo más irritante del asunto es que nuestros políticos se resignen a los acontecimientos que, claramente, perjudican tanto a los ciudadanos. Mucha gente se está quedando sin trabajo y desde el gobierno se ha llegado a decir que "o se puede hacer nada, que esto es inevitable"(J. Almunia). ¿La política supeditada al poder y los intereses de la economía del beneficio fácil? ¿No estamos huyendo de eso...

11 comentarios:

BigFredi dijo...

Me parece una crítica muy facilona.

Por un lado, considerar que el valor se encuentra en los trabajadores de los paises desarrollados es un error de bulto. Los informáticos hindúes son por lo general mucho más capaces que los occidentales. Además su capacidad de superación es mucho mayor que la de un "ingeniero" español. El "valor" de de un ingeniero hindú bien pagado con 600€ es mucho mayor que el de un malpagado ingeniero español por 1000€.

Lo de la deslocalización es un proceso natural, no tenemos industria y queremos que otros nos lo resuelvan. Todos queremos ser funcionarios y el que quiere ser empresario se encuentra con trabas burocráticas, problemas administrativos, alto nivel de cargas económicas y además incomprensión social por ser "empresario", que ya sabemos que todo son tipos gordos con sombrero explotando al obrero.

En fin, que esos obreros se podrían plantear montar algún tipo de industria y negociar con el estado financiación para crearla y así en vez de destrucción de puestos de trabajo y dado que su "valor" es tan alto, se harán ricos repartiendose los beneficios en vez de buscar prejubilaciones para hundir aún más la productividad española.

Ahora, defender tu postura desde luego es más fácil y es a lo que se dedican los políticos.

Carlos dijo...

EL ARTE DE LA VENTAJA
Libro virtual para descargar en

http://www.personal.able.es/cm.perez/Extracto_de_EL_ARTE_DE_LA_VENTAJA.pdf

Manual práctico para sobrevivir con astucia en el mundo. Lo que te han contado no es suficiente para triunfar: los conocimientos de este libro se aplican de forma inmediata con resultados excelentes.

Mas libros en
http://www.personal.able.es/cm.perez/

Chisco dijo...

Saludos.

BigFredi: El valor no se encuentra en los trabajadores solamente (y desde luego, no solamente en los trabajadores occidentales), creo que en ningún momento he dicho eso. El valor se encuentra en las personas y el trabajo no es más que un aspecto más o menos importante en sus vidas.

El empresario habitualmente no es el tipo del sombrero y el puro, es un creador. Ha sido capaz de implementar su idea, materializarla y crear riqueza con ella. El del sombrero y el puro, que también existe, es el que solamente ve números que proceden de números en su cuenta de resultados. Igualmente facilón me parece tu comentario "demonizando" al obrero (mal obrero), que ayuda al empresario en la realización de su idea, es un eslabón que si bien es cierto necesita de la chispa creadora del primero para comenzar a funcionar, merece el mismo respeto que este en la cadena productiva. Cada uno tiene su papel, que dependerá de muchos factores.

Sinceramente, me sentiría igual de escandalizado que tú si el principal objetivo de los trabajadores fuera repartirse beneficios para vivir del cuento, pero no creo que sea el caso. No confundamos el anhelo de vivir con un mínimo de estabilidad con las ganas de vivir del cuento. El empresario también ha de tener un compromiso de la sociedad, si creemos en eso que llamamos "Estado del Bienestar". Por favor, no deduzcas de esto que es el empresario el único que tiene que "apoquinar" con el gasto, no van por ahí los tiros. ;-).

Carlos: Muchas gracias por el enlace, conozco algunas de las lecturas que me recomiendas, no esa en concreto. La verdad, no soy muy fan de los libros de autoayuda, aunque reconozco que hay algunos autores con los que me siento más identificado (Deepak Chopra, p.e.); pero prefiero el arte de aprender la la propia experiencia y la observacíón. Y de los libros de autoayuda que no son de autoayuda ;-). Gracias igualmente.

Agradecido por vuestros comentarios. Interesante discusión ;-).

Eneko Alonso dijo...

Yo lo tengo muy claro...

La cuestión no es ¿por qué se van esas empresas de España?

La cuestión es ¿por qué vinieron a España?

No podemos ser tan hipócritas de querer que empresas vengan a nuestro país a darnos de comer (aka puestos de trabajo) y luego quejarnos cuando se vayan a otro país.

El caso de Telefónica es distinto, pero sólo porque por una vez el "ciclo" empieza en nuestro país.

A mí me parece excelente que las empresas se muevan y busquen como sacar más rentabilidad, porque eso mueve la economía mundial y el dinero genera más dinero.

Chisco dijo...

Hola Eneko!

¿Por qué vinieron esas empresas a España? Porque la mano de obra era igual de cualificada (o podía llegar a serlo con la suficiente formación) y mucho más barata.

¿Por qué se van de España? En busca de mano de obra igual de cualificada y más barata.

Las respuestas a tus preguntas cuasi-retóricas son claras. No tengo nada en contra de la deslocalización; pero el objetivo de éstas de las que me quejo es simplemente obtener más beneficio sobre su habitual beneficio (totalmente legítimo, pero no me parece moral: ¿qué pasa con los que quedan atrás?). ¿La única forma de aumentar el beneficio es reducir costes apuntando al trabajador? No lo creo. Al final acabaremos convirtiendo esto en un mercado de ganado, porque ... ¿todavía no lo es, no?

Ahora, llamadme iluso que os lo he puesto a huevo ;-).

KD dijo...

Lamentablemente el ser humano tiene serios problemas con los límites. Cuando una sociedad elige un sistema de producción lo lleva hasta el extremo. Lo que empieza siendo una buena idea acaba aplastando irremediablemente a las personas, el Capitalismo, como su cruz, el Comunismo, se deshumanizan por la propia condición humana. Estoy de acuerdo con Chisco en que en ocasiones deberíamos plantearnos la vertiente más moral de la económia (bueno y de todo lo demás). Que una empresa como Telefónica España, que el año pasado aumentó sus ingresos más de un 40% y alcanzó un record en beneficios de 6200 millones (de €urazos), se esté planteando "deslocalizar" sus centros de España es, a todas luces inmoral.
Claro que estoy de acuerdo con bigfredi en que la deslocalización es un proceso natural, ya que es de la naturaleza humana la ambición. Supongo que esto suena a moralina, pero es poco discutible.
El empresario que tiene problemas con las cargas económicas es el tendero de mi barrio o el tipo de la ferretería, y ellos no pueden "deslocalizarse"...

BigFredi dijo...

Yo lo que quiero destacar es que la falta de empresarios hace que falten empresas en España.

Se supone que tenemos que atraer empresas de fuera en vez de crear las nuestras. Luego, cuando otro país hace lo mismo que hemos hecho nosotros, protestamos y decimos que es injusto.

El caso de telefónica es distinto precisamente porque es una empresa nuestra, pero si por cada telefónica que se va se creasen 1 o 2 empresas, eso no sería un problema si no una ventaja para nuestra economía.

El problema es que en España se considera un triunfador a un universitario que consigue un puesto fijo o una oposición, en vez de considerarlo una perdida para el desarrollo del tejido económico de nuestra sociedad.

Jose Manuel dijo...

Hola, perdón por meterme aquí.

No podemos quejarnos porque ahora se vayan las empresas que vinieron buscando anteriormente mano de obra barata. Si no hemos podido aportar más, esto es lo que tenemos. Estoy pensando por ejemplo en la empresa de un amigo -tb de Cáceres- que llevaba todo el desarrollo informático de un grupo europeo desde España, porque eran más baratos. El grupo europeo ha dado el siguiente paso, y el desarrollo informático se va a empezar a llevar desde la India.
Por poner otro ejemplo, España era uno de los mayores fabricantes de automóviles de todo el mundo -el quinto o por ahí- y, ¿cuántas marcas de automóviles españolas conoceis? No, SEAT no vale, es alemana.
En el negocio de las tecnologías, por ejemplo, casi ninguna empresa española se ha dedicado a desarrollar nuevos productos -excepción casi de TELEFÓNICA con su invento IMAGENIO, que sé de gente que estaba en su desarrollo hace 7 años-, sólo a comprarlos -TIVOLI, TIBCO, TUXEDO, WEBLOGIC, GENEVA, ARBOR- e intentar sacarles provecho. No hay una empresa BEA, ni una TIBCO, ni una LUCENT que hagan cosas -ya ni siquiera INDRA-, como dijo ¿¿Valle Inclán?? QUE INVENTEN LOS INGLESES. Creo que es una parte del carácter español, aún no acostumbrado a la iniciativa empresarial. Para tener esa iniciativa, que viene de la tradición, se necesitan años, incluso siglos, y en España no la ha habido nunca, excepto en lugares localizados -Cataluña, Euskadi, Almendralejo (no es broma)-

Estoy de acuerdo con Fredi en que aquí se considera el éxito social el tener una carrera y aprobar una oposición, y lo digo yo, que he dejado mi trabajo para preparar unas oposiciones. De mis compañeros de universidad en Cáceres, el 90% nos vinimos a trabajar en una consultora, el 9,99% se quedó en CC de oposición en oposición y de lista de espera en lista de espera. Sólo uno se lanzó a montar empresas, de venta de embutidos por internet, un portal joven, en fin, uno se quedó para montar empresas y dar empleo. Algunas fracasaron, y algunas le han ido bien. Y por desgracia, es el bicho raro de todos nosotros.

Chisco dijo...

Hola José Manuel. ¿Perdón? Nada, nada, bienvenido!

Bueno, creo que no me queda prácticamente nada nuevo que añadir a los comentarios que he hecho en este post. Al final, cada uno decide su futuro como puede o como quiere, según sus medios, capacidades, inquietudes, etc. Cualquier decisión es igual de respetable, tanto el que decide montar una empresa como el que decide opositar.
Creo que a veces somos demasiado pesimistas, no estoy de acuerdo con que el nivel de creación en españa sea bajo; si hablamos de automoción, por ejemplo, hemos tenido marcas míticas como Barreiros, Pegaso, etc. (SEAT nunca fue española). Vamos, que a la hora de tirar piedras sobre nuestro propio tejado, somos únicos.

Un saludo.

Jose Manuel dijo...

De Barreiros estoy de acuerdo, fue un tío que se lo montó y creo un imperio, de Pegaso, fué una decisión del estado. Hay grandes empresas españolas, Inditex, Telefónica -vete a Argentina y oirás cosas como "los grandes holdings españoles"- o bancos como el Santander, pero hace falta innovar mucho más, no podemos fabricar lo de todos, aquí sale más caro, hay que hacer nuevos productos, y que se fabriquen donde sea. Hay que meter pasta en I+D a patadas, y mirar a 10 años vista, no al final del ejercicio fiscal.

Por cierto, en Vodafone España se llevan el desarrollo a la India... menos trabajo para muchos informáticos.

Pablo dijo...

Lo q tenemos q hacer los obreros /as, es utilizar la posicion q a la vez tenemos, la de consumidores.

lo q hay q hacer es un boicot total a las multinacionales ladronas, q vienen, nos chupan las subvenciones, y se marchan.

yo voy a intentar hacer una lista con todas las deslocalizaciones q hemos/estamos sufriendo, para colgarla y tenerla todos/as a mano.

Si alguien me quiere ayudar mi mail:
pablocrespomartin@gmail.com