domingo, marzo 11, 2007

Feria del Queso


Este finde he estado en la VIIIª Feria del Queso de Valdefuentes, un pueblecito a unos 30 kílómetros de Cáceres y que pertenece al territorio de la Denominación de Origen "Torta del Casar".



Además de los recuerdos del sabor de los distintos quesos que pude probar, me quedan unas agujetas y una sordera del quince. Lo que más me preocupa en este momento es la sordera, producida (supongo ...) por haber estado la mayor parte de la noche al lado de unos altavoces que martillearon mis sufridos tímpanos durante al menos 4 horas. Espero que sea temporal. Ahora mismo tengo la misma agudeza auditiva que mi abuela, que en paz descanse, que confundía el ruido de un mosquito con el de un boeing 737.


Lo de las agujetas es más llevadero, las que peor llevo son las de las rodillas (espero que sean agujetas y no ninguna otra dolencia propia de la edad). Al menos no me duele la cabeza (no demasiado), a esta altura uno tiene que alegrarse por lo que no le duele más que entristecerse por lo que le duele.


A ver si mañana oigo ...
P.D.: No me emborraché, aunque no puedo decir lo mismo del resto de la gente que me acompañaba. Hubo incluso quien juró que su coche lo habían acercado a una pared, que no estaba en el mismo sitio de la noche anterior (de ésta si me creo que no estuviera borracha, pero no sé yo, no sé yo ...)

2 comentarios:

Kwin dijo...

si es que ya no somos jovenes, agüeloooo!!!!

Chisco dijo...

Ya oigo! Alabado sea el señor!

Para cuándo vuestra próxima visita a CC?